1° Premio Concurso de Ideas para la renovación y revalorización ambiental y física del complejo Punta Mogotes

En asociacion con Carlos Mariani. María Haydee Perez Maraviglia, Jerónimo Mariani, y Fernando Mendizábal.

Punta Mogotes es hoy el prototipo del «no lugar».  Se expresa como la yuxtaposición de una serie de bandas paralelas, que actúan sobre si mismas, en forma totalmente desconectada, e imponen una verdadera barrera entre el tradicional barrio turístico y su sector excepcional de playas. Una primer banda determinada por la autopista con áreas verdes remanentes sin posibilidades de uso; una segunda banda de lagunas en estado de abandono y mal uso; una tercer banda ancha y desolada de asfalto ocupada sólo en el verano como playa de estacionamiento; una cuarta banda materializada por una línea de edificios que nada tienen que ver con el ambiente  de la playa y la recreación, que actúan como barrera de cemento caotizada y de alta contaminación visual, cortando la comunicación con la costa y el mar; la última banda, es el sector de arena, que paradojalmente constituye casi el 20% del total de la superficie de playa útil del Partido.

Punta Mogotes tiene todas las condiciones para convertirse en «un lugar». La ubicación en el ejido de la ciudad, la gran superficie, la accesibilidad, la infraestructura existente, el singular paisaje de la bahía, crean las posibilidades para que se transforme en el espacio público que exprese en Mar del Plata  ese nuevo sentido que a partir de los ’90 va generando una relación diferente  entre lo urbano y lo natural.  Hoy, advertimos con claridad  que los conceptos de la modernidad por un lado y la desmedida especulación por el otro, impusieron una indebida apropiación de las áreas naturales para ser construidas ignorando sus propias características. La nueva forma de valorar la relación del hombre con la sensibilidad de la naturaleza marca la línea de acción para el Parque Mogotes: la creación de un lugar natural, de un espacio donde el hombre pueda interactuar con la naturaleza.  Mar del Plata necesita que Punta Mogotes se convierta en un área verde de uso en el sur para que funcione como lo hace Parque Camet hacia el norte. Así Parque Mogotes podrá completar esa especial relación entre espacios verdes y costa que se verifica en Parque Camet, Plaza Colón, Varese, Parque San Martín y el Golf de Playa Grande, marcando de una forma secuencial e identificatoria  el paisaje de la costa marplatense.

A la vez, la concreción de este Parque tan significativo, servirá para demostrar la vocación de una ciudad que ha decidido revalorizar los espacios públicos,  tanto los urbanos como los naturales.