Con Florencia Vargas.

Remodelación para un piso de oficinas para una empresa de tratamientos de residuos. La propuesta es aprovechar la estructura existente del edificio, la ventana corrida al exterior y la estructura exenta de columnas redondas. Solo pequeños acentos puestos en la circulación y el tratamiento del paramento interior que separa la zona de trabajo común y las oficinas privadas,con una gigantogafría que da carácter al espacio interior, sin mas elementos que los necesarios.

En la actualidad la vivienda masiva parece un territorio destinado a satisfacer una demanda directa en sentido solo cuantitativo. Medida siempre en cantidades, cantidades de m2 , cantidad de unidades de vivienda, cantidad de pesos x m2, cantidad de presupuesto oficial destinado a ellas, cantidad de infraestructura necesaria, mano de obra, materiales..etc.

Los avances de la cultura arquitectónica sobre el tema se manifiestan como un salto cualitativo que implica otra manera de pensar. Basada en tres aspectos : una relación con lo urbano que reescribe la ciudad no solo en un sentido espacial sino también cultural e identitario  una relación con las actividades basada en la incorporación del trabajo y el comercio como parte de una trama de complejas relaciones sociales; y una relación con la tecnología, pilar sobre el que se ha construido la mirada moderna sobre la vivienda masiva , convertido luego en un cliché” o en una ecuación donde la vivienda social es la vivienda más económica.

Sin embargo creemos que lejos de despreciar lo cuantitativo , podemos pensar la vivienda masiva como una reflexión entre la ciudad y la tecnología, que actúan como un par indisoluble a la hora de pensar desde “donde mirar” en busca de una solución que no esté teñida de lugares comunes.

Este par solo es posible de ser pensado a partir de una reflexión  proyectual, que vincule un complejo mundo de condicionantes de diverso género y que amplíe los límites del discurso sobre la vivienda masiva.

En asociacion con Maria H. Perez Maraviglia, Jerónimo Mariani, Oscar Cañadas.

Este proyecto  se encuentra en la manzana entre las avenidas Juan B. Justo,  Edison, y las calles Solís y Acha  siendo este hoy un predio vacante en tan importante sector de la ciudad. Esta zona cuenta con una inmejorable  situación en relación a sus visuales al mar y al Golf Club, y está en situación expectante respecto de los desarrollos inmobiliarios que se vienen dando a lo largo de la calle Alem y otros proyectos anteriores que consolidan esa calle como un nuevo frente de la ciudad hacia la costa.

Esta continuidad es la que el proyecto pretende consolidar articulando la relación además con los edificios de vivienda en altura del entorno inmediato. Es intención de la propuesta establecer la posibilidad de estructurar un conjunto (compuesto por 2 grupos de 4 torres de viviendas y equipamiento comercial ) que dialogue con otros edificios de gran altura de la costa marplatense como el Maral explanada, Torre de Manantiales, Hotel Sheraton, etc.  El sitio presenta una condición privilegiada a partir del abra generada por la sucesión de espacios abiertos sobre la costa como el Golf Club y el parque San Martin, con lo cual la propuesta esta beneficiada por vistas únicas que a su vez ,su desarrollo vertical no agrede el sector costero, por el contrario se define como un singular remate del espacio abierto anteriormente citado.  Se pretende así que la propuesta sea contemplativa del entorno en una escala más abarcante que la de la propia manzana.

En particular , la torre sobre Juan B. Justo y Edison,  se transforma en un hito de remate de la calle Alem , y a su vez en articulador de un nuevo paisaje hacia el sur de la ciudad. Junto a esta, la otra torre sobre Edison  forman un conjunto con un solo acceso sobre esta avenida. Estas poseen una altura de 28 pisos. El otro conjunto esta sobre la calle Solís, también con un único acceso , de genera un retiro amplio , minimizando el impacto sobre esta calle de menor escala que Edison. Estas torres bajan su altura respecto a las que se encuentran sobre Edison, en 25 y 19 pisos respectivamente acompañando el declive natural del predio hacia el mar. Además las torres presentan una alteración en su morfología que toma la altura de los edificios existentes (alrededor de 13 pisos). Hasta esta altura las viviendas tienen espacios exteriores, balcones ,terrazas, etc. en tanto que a partir de ese piso y en función de que esos espacios ya no serían de uso cotidiano ,por la incidencia del viento, las torres se reducen enfatizando su esbeltez. Entre ambos grupos de edificios y  en función de la estructuración de los espacios abiertos  de la propuesta se contempla la necesidad de articular el conjunto con un espacio público abierto (plaza) en la esquina de Solís y Edison que vincule la escala de la propuesta con el entorno inmediato sobre estas calles .

Plaza pública

Es de interés que dicho espacio se vincule con el espacio comercial abierto de la propuesta y remate en la esquina opuesta de J.B. Justo y Acha, generando una diagonal de espacios abiertos de diferentes características. Así se produce una interrelación de espacios abiertos , entre la plaza pública, la plaza comercial y la esquina de J.B. Justo y Acha, potenciando la idea de una manzana atravesable, que implique un uso peatonal intensivo ,no solo de los residentes ,sino también de los vecinos.

El conjunto se completa con espacios comerciales de baja altura , sobre Avenida Juan B. Justo, reforzando el carácter comercial de esta (incluyendo  el acceso al estacionamiento comercial ) y un local de uso específico que se accede y  caracteriza el espacio central abierto. En tanto que sobre Acha, que es de menor transito vehicular, se concentra el acceso de estacionamiento correspondiente a la residencia, y la carga y descarga del local anteriormente mencionado. Sobre la cubierta de los espacios comerciales, se generan las expansiones, terrazas, piscinas del equipamiento común correspondiente a la vivienda. Esto intenta continuar la mancha verde del Golf y utilizarlas como inmejorables miradores hacia el paisaje marino.

 

 

 

Con Maria Haydee Perez Maraviglia, Jeronimo Mariani y Oscar Cañadas.

La relación de las ciudades con su rio atraviesan, desde el final del anterior milenio y el comienzo del nuevo siglo , un periodo de revisión teórica y proyectual y también de efectivas intervenciones sobre espacios antes industriales o productivos hacia otros usos más abiertos a la urbanidad. Estos en muchos casos aprovechan la situación estratégica paisajística del sitio , para desarrollar variados emprendimientos de muy diferentes jerarquías y en general con la actividad privada como motor. Sin embargo Asunción a través de mecanismos de planificación como el Plan Maestro de la Franja Costera de Asunción, ha comenzado un proceso de recuperación de su ribera ,que ya tiene efectiva realidad física en algunos sectores de la franja litoral. Como muchas ciudades ribereñas latinoamericanas las ciudad de Asunción nace desde el rio y su historia, su crecimiento, y su desarrollo lentamente la apartan de él.

La propuesta pretende devolverme al sitio el carácter de “puerta” de nueva centralidad que reconstruya la relación entre la ciudad , el puerto y su rio. Así el sitio se convertirá nuevamente en el elemento central de  la traza y el tejido de la ciudad

La ciudad que existe.“

Más allá de asumir el masterplan del área como un elemento de planificación que establece un marco general desde donde mirar el sitio, la propuesta se asume como una nueva posibilidad de enlazar situaciones existentes que hacen a la llegada de la ciudad al predio. Así la cercanía de la loma de San Jerónimo, la posición del predio como proa hacia la av. Paraguayo Independiente, que remata en el Palacio López , en continuidad con el eje cívico de la ciudad que el master plan pretende reafirmar y la topografía de la zona al que la propuesta responde con una nueva topografía.

“La ciudad que será.”

Esta una nueva topografía ,respecto de una nueva urbanidad para el predio, se basa en la posibilidad de otorgarle al sitio que invite al uso distendido y social que el usuario de la ciudad hace de los espacio públicos. A partir de ello la cota de acceso del proyecto se trasforma en un parque  ,que no solo es  la extensión y continuidad del nivel del eje cívico , sino  que es  portador de un nuevo paisaje que favorece el encuentro y la urbanidad del lugar“La ciudad posible.”

La ciudad de Asunción es una ciudad de manzanas, por lo que la propuesta genera una configuración semejante , con una geometría adaptada al sitio (visuales desde San Jerónimo)  y al Master Plan. La interioridad de estas manzanas a partir de tres patios, generados por los seis ministerios, origina un microclima apto para la generación de vida urbana. En ese sentido se plantea  una manzana “casi cerrada” de modo de generar una interrelación entre ellas y con el vecino barrio de lomas de San Jerónimo, así como también generar un ambiente que regule las condiciones climáticas en cada uno de los patios.

Con Florencia Vargas.

Fotografía Blackline producciones.

Un terreno mínimo (12×12) en esquina en una zona  que muta de la vivienda con suelo propio tradicional a una media densidad , tensionada por la cercanía del polo comercial de la calle Güemes.

La normativa , que viene en este caso, por detrás del impulso inmobiliario define una altura (5 pisos) que supera la capacidad edilicia del pequeño lote. La estrategia en relación a ese aspecto es forzar un piso alto de casi dos alturas de uso común como quincho que actúa como remate del edificio e incluye tanque de agua y otras instalaciones.

Así el edificio amplía su oferta de equipamiento , dejando la planta baja para el uso de estacionamiento.

La volumetría juega en el contraste con el plano “suelto” sobre la calle y envuelve el volumen más bajo donde se encuentran las 3 unidades de vivienda.

Las unidades de viviendas se consideras pequeñas casas en altura, con los siguientes aportes en ese sentido:

  • No hay hall común en la salida del ascensor ,sino que este lugar ya es propio de la vivienda (una cerradura magnética permite el uso del ascensor sin necesidad del palier común).
  • Esto permite la doble circulación, una más privada hacia los dormitorios, y otra más publica hacia el área publica, estar y comedor.
  • La cocina se considera como articulación entre estas áreas, conformando un espacio que se suma al área publica incorporando la mesa de comer a la isla de cocinar.
  • Las áreas públicas de la vivienda se proponen con grandes paños vidriados de piso a techo en tanto que los vanos que caracterizan circulaciones y cocina, ubicados sobre el filo exterior producen pequeños estantes en los antepechos, donde cada familia ubica su imaginario familiar.

La volumetría es una articulación entre los planos de fachada dejando la esquina como una sustracción donde aparecen balcones y en plan baja el acceso al hall.La primera unidad no tiene balcón, de modo que el acceso toma una doble altura exterior .

La imagen apela a planos tersos y austeros, de un monocolor que abarca todos los componentes de  la fachada, reforzando una austeridad que destaca la articulación de los volúmenes, relegando lo maquínico y lo estructural a un segundo plano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En asociación con M.Florencia Vargas.

Fotos: Federico Cairoli

Esta casa intenta construir un discurso en base a una dialéctica entre normas urbanísticas y reglamentaciones internas, aspiraciones y realidades de los usuarios a partir de una mirada arquitectónica atenta y austera.

Este entrecruzamiento de temas generan una realidad que se aleja de la ilusión del modelo de ciudad jardín. Si pensamos que el desarrollo de estos barrios cuadriplico su número en 10 años, con la consiguiente aparición de este tipo de urbanización en ciudades como Mar del Plata, donde el paradigma de ciudad jardín es una cuestión fundacional.Así la casa, a pesar de ser aislada (perímetro libre) , apuesta fuertemente a la creación de un interior resguardado por la forma de “L” de la casa, Solo unas pequeñas perforaciones controladas caracterizan los frentes a la calle , destacándose el uso de la piedra para acentuar esa disimilitud entre el interior abierto y el exterior(calles ) cerrado.

El enlace entre las decisión a nivel urbano de consolidar un tipología en L generado por un volumen en dos alturas paralelo a una de las calles y otro, en una planta, girado respecto a este , pero paralelo a la otra calle ; y la decisión de cualificar ese enlace con las cualidades expresivas de la piedra (común en esta zona) y la pureza del revoque haciendo de cada encuentro una pequeña anécdota, incorporando en pocas dosis la aparición de la estructura resistente ,que donde aparece es metálica , de sección minina.

Esta construcción pretende desarrollar un marco de relación entre el paisaje suburbano, y las necesidades y sueños de la gente que la habita. Esa relación se resume en el espacio público de la casa que es conformado como un «ojo» que mira al patio y la buena orientación, pensando en la continuidad interior-exterior como paradigma.

La materialidad constructiva es una mono piel de revoque blanco  apoyada en una basamento-muro de piedra . Este último se pliega hacia el patio interior, como un velo que integra el servicio de la casa y vuelve a penetrar en la casa atravesando la galería –parrila y entrando en el estar comedor.

Una característica particular planteada por la familia, era la indefinición del uso posterior de la casa. Tal vez casa de veraneo, casa de alquiler ocasional, o de fines de semana.  Esta indefinición en el programa se tradujo en unas pocas decisiones claras ,que el uso de la casa fuera evidente para cualquier usuario, que sus dimensiones permitieran variedades de posibilidades ,pero que a su vez su funcionalidad no se viera afectada.

El respeto a los requerimientos del cliente, compartir sus dudas y transformarlas en posibilidades es la dialéctica que esta casa busca reflejar.

 

 

 

 

 

 

 

 

  • En asociacion con Dario Lemmi y Eduardo Oxarango.

    La biblioteca es una institución en crisis. Amenazada por la informática domestica, está en tiempos de transformación. Las bibliotecas deben adaptarse a una sociedad en constante cambio y sacar provecho de ser uno de los últimos refugios del saber escrito abierto a lo publico absorbiendo, a su vez, otras formas de trasmisión de la información y el conocimiento. Las bibliotecas tienen asegurado un largo futuro si son flexibles, es decir si su envolvente arquitectónica le permite adaptarse a múltiples condicionantes en un futuro que se presenta incierto ; si son colectivas , si traspasan la frontera de la unívoca relación libro-individuo a otros modos de relación mas activos ,que involucren a la lectura con la confrontación y el debate, en lugar del ensimismamiento y si son experimentales, en su relación inquietante con la ubicuidad del mundo virtual y las nuevas formas de acceso a al información. El proyecto se basa en la redefinición de la biblioteca como secuencia de bandas flexibles, de accesibilidad colectiva (donde el encuentro con el libro se da en forma directa) , y espacios continuos donde se experimente , tanto la búsqueda , la lectura y el debate de la información, tanto en lugares interiores como exteriores.

 

 

Con Leonardo Jauregui y Leandro Zapata.

Cómo intervenir un edificio que contiene y encarna la historia de la ciudad, es monumento histórico y nodo político de la vida marplatense?Como refuncionalizar edificios administrativos, con espacios intrincados, funciones desbordadas y conexiones inconexas?

La propuesta reconoce fuertemente una hibridación en la incorporación de espacios culturales imbricados en la vida representativa política de la actualidad marplatense. Así la propuesta engloba las diferentes edificios que conforman el conjunto, las ampliaciones construidas (sobre calle Rioja y San Martin) y el Palacio Bustillo constituyendo una trama homogénea de líneas paralelas que enlaza paramentos verticales y horizontales, que a modo de gran parasol ensambla los lugares públicos. dejando el edificio Bustillo como una entidad despojada de las sucesivas compartimentaciones provocadas por la burocratización del espacio , permitiendo observar la totalidad de sus espacios en su escala magnifica y con un circuito circulatorio ordenado.

Crear una estructura espacial nueva a partir de la concatenación de los espacios públicos como halles y circulaciones en relación directa con los espacios exteriores, Plaza San Martin y Plaza Borges , es el eje estructurante de la propuesta. La penetración del espacio público exterior dentro del espacio interior , su continuidad no solo espacial sino también funcional explota un valor que hoy se encuentra implícito en la relación del edificio Bustillo y las ampliaciones de las calles San Martin y Rioja. Hacer que esa relación se convierta en la rotula que articule los edificios , lo conviertan en un uno, y posibilite la extensión espacial del espacio público desde la plaza civica de la ciudad hacia la plaza Borges es la posibilidad de incorporar un edificio de innegables valores patrimoniales a la trama contemporánea de relaciones urbanas, políticas y culturales de nuestra sociedad.

 

 

 

1ª Premio.

Con Jennifer Fernandez, Maria Jose Diaz Varela, Guadalupe Bhal, Carlos Roldan, Eduardo Arrepol, Jose Manuel Alvarez y Patricio Bellagamba

Mar del Plata ya está lejos de ser una ciudad “para el turismo popular”; es una ciudad compleja y diversa, y el sector norte del frente marítimo es uno de los más pujantes áreas de expansión de la ciudad.

La propuesta intenta conformar un nuevo hito en el recorrido costero que revalorice y se adapte al crecimiento del sector norte. Si bien se pretende mantener un perfil “verde”, en los últimos años hemos asistido a un cambio significativo: todo lugar ha pasado a ser entendido como un paisaje, sea natural o artificial. El paisaje ha dejado de ser ese fondo neutro sobre el que destacan objetos artificiales arquitectónicos, ha perdido su inercia y ha pasado a ser objeto de transformaciones posibles.

La propuesta se basa en dos premisas principales, dando respuesta a distintas escalas: • A nivel ciudad, generar un “Paisaje operativo”, de caminos, lomadas y remansos. Un espacio de comunicación sobre la historia de OSSE y su actualidad, , que además de permitir el esparcimiento, posibilite la Educación Ambiental y concientización sobre las tareas que realiza la empresa en cuanto al saneamiento ambiental urbano, la mejora de la calidad de vida de la población y la protección del litoral marino y los cauces superficiales. • A escala barrial y del fragmento costero, se propone un “conector urbano‐costero”, mediante la prolongación del frente verde (en continuidad con la calle Cannes ), y la conformación de una plaza lineal inclinada, cuyos pliegues darán lugar a un edificio único (contenedor de las áreas cubiertas del programa) y la materialización de una secuencia de plazas: Plaza de Acceso ‐ abierta al barrio‐; Plaza de recepción ‐acceso al área de exposiciones; y Plaza del Mar en relación con la bajada náutica y las mejores visuales. La cubierta del edificio permitirá generar un mirador de carácter público. Una cuarta plaza se desarrolla como remate sur del parque temático alojando una serie de células fotovoltaicas que producen energía para la iluminación del parque.

 

Coautores: Susana Mastaglio, Ruben Zoppi.Asociado Patrici Calvelo

Paisaje de enlace.

El ensamblaje de la nueva propuesta de usos con el soporte existente se da a partir de generar una nueva topografía mas una serie de “acontecimientos” que tensionan la propuesta en toda su longitud. Básicamente esta unión se da a partir de los siguientes dispositivos:

· La Rambla.

· El Boulevard de los Tamarindos.

· El Museo de las Ramblas.

· El Anfiteatro del Mar.

· La Plaza del Observatorio.

La nueva topografía de la que hablábamos está dada, básicamente, por la ubicación del estacionamiento cuyo techo actúa como una nueva Rambla para la ciudad, por sobre el nivel de la actual contención de hormigón . Esta cataliza todos los usos peatonales, favorecidos por la buena orientación, las vista de la bahía de Playa Grande y de la ciudad