Con Andrés Tapia Avalos, Noe Gomez, Maria J. Diaz Varela, Kristina Atanasoska, arqtos. y Facundo Carrozino

Villa Gesell y las localidades de Las Gaviotas, Mar de las Pampas y Mar Azul se han convertido en un continuo urbano con una fuerte influencia de las características ambientales paisajísticas propias de los asentamientos costeros. La geomorfología del paisaje actual, presenta un relieve llano con ocasionales sectores más deprimidos, que conforman bajos y lagunas y más elevados integrados por el campo de dunas activo. Algunos de estos sectores fueron antropizados como el ¨bosque ¨ sobre la calle 47 o el sector del camping actual.
Sin embargo todavía persisten, en grandes sectores del lugar, las características naturales de cuerpo medanoso propio del ecosistema costero bonaerense. Es de vital importancia destacar que el uso turístico propio de estas zonas no debe destruir las cualidades paisajísticas esenciales, entendiendo que el uso masivo y depredador de esas actividades económicas muchas veces, se convierten en el motivo de su degradación y consecuentemente del traslado de la actividad, que le daba sentido, a otras zonas vírgenes, dejando estructuras físicas y antropizaciones abusivas donde la naturaleza no puede reconstruir su estado original.
El equilibrio de los subsistemas urbano, paisajístico y ambiental es la premisa de la propuesta, buscando armonizar la dinámica propia del ambiente costero oceánico con la urbanización característica de la toda actividad humana.
No consideramos el medio ambiente solo como un mero escenario acomodaticio a la economía del turismo. El carácter de ¨escenario¨ lo define como algo inerte o lo sumo pasivo, esperando ser utilizado. La propuesta considera al paisaje como un organismo activo cuyas dinámicas forman el sustrato del proyecto y se potencian con una urbanidad posible.
Proponemos una reconciliación entre paisaje y urbanidad por que el paisaje ¨ha sido históricamente definido como el arte de organizar superficies horizontales… Al prestar atención a estas condiciones de la superficie –no solo a su configuración, sino también a su materialidad y comportamiento- los diseñadores pueden activar el espacio y producir efectos urbanos sin el pesado aparato de la construcción espacial tradicional¨ (Stan Allen). En este sentido, el rico ecosistema costero debe ser potenciado por la propuesta urbana y no en sentido contrario, por lo que no consideramos la naturaleza como un mero soporte, sino como un paisaje activo que debe ser respetado en sus dinámicas más insondables.
La propuesta se basa en proporcionar una estructura funcional y geométrica, compatible con las características físico-naturales del territorio a intervenir, tratando de encontrar la expresión construida de esta nueva naturaleza urbana.

Autores: Pablo Fidel Rescia, , Andres Tapia Avalos , Noe Gomez arq. María José Díaz Varela  (arqta. Asociada)

Colaboradores: Arqta. Kristina Atanasoska, Facundo Carozzino , Nazareno Baldino,  Agustín Giulioni , Juan Cardoso López.

Autores: Pablo Fidel Rescia, , Andres Tapia Avalos , Noe Gomez arq. María José Díaz Varela  (arqta. Asociada)

Colaboradores: Arqta. Kristina Atanasoska, Facundo Carozzino , Nazareno Baldino,  Agustín Giulioni , Juan Cardoso López.

Paisajes de enlace.

La propuesta pretende conseguir la articulación de los distintos lugares de la propuesta sin perder su singularidad, conviviendo con su historia.

El acceso al predio a través de la calle José Carrega desemboca en lo que se caracteriza como una plaza de acceso que articula los edificios históricos del predio:

  • Usina Gral. San Martin
  • El Museo Taller Ferro-White
  • La Casa del Espía
  • Edificio de Guardaparques

En este caso el acceso vehicular se plantea como una especie de “dedos” que se entrelazan con los edificios y son naturalmente un espacio de estacionamiento y abastecimiento de los mismos. El espacio central entre la Usina y el Museo Taller, de vegetación existente, se transforma en la plaza de acceso al conjunto (con el fondo del edificio de la Usina) desde donde un sistema de caminos peatonales y bicisenda dan accesibilidad y uso a la totalidad del predio. Estos caminos de carácter libre y de geometría curvilínea se entrelazan con la geometría simple y firme del muelle, que se prolonga hasta la zona adyacente a los edificios históricos. Es de particular interés para la propuesta diluir el límite entre muelle y continente, proponiendo que la geometría del mismo, considerada como una serie de bandas paralelas, se involucren en el espacio lateral del Ferro White. Estas bandas paralelas del muelle incluyen el sistema de caminos peatonales apoyados fundamentalmente en la linealidad de las vías férreas existentes revalorizadas. Incluyen a su vez el espacio asambleario abierto, ubicado en el polder, que usa como fondo el edificio de la Usina, y se presenta como una suave depresión en el terreno.

Entre estas bandas se estructuran de Norte a Sur las siguientes actividades:

  • Un área deportiva, más cercana al viaducto Jose Carrega, complementada por actividades de juegos de niños y equipamiento de servicios.
  • Un área de feria, con equipamiento especifico, de carácter longitudinal con un doble acceso, tanto del área de Ferro White como del muelle.
  • Un área recreativa-didáctica, que funde la historia de los barcos encallados en la zona con su presencia fragmentada y ruinosa. Dando un marco especial a actividades lúdico-educativas que involucren a los niños en la historia del muelle y el puerto.
  • Un área de interpretación paisajística, que es propiamente el área del muelle que se convierte en un Parque evocativo y alusivo a su fuerte presencia histórica.

Parque de la evocación y la memoria.

El área del muelle propiamente dicha es un área que pretende evocar la presencia de los elevadores y que a partir de esa evocación se comprendan el valor paisajístico de las viejas estructuras para la memoria de la ciudad. El Parque será caracterizado por la presencia de 40 agujas metálicas que representan las veinte torres de los elevadores. Dichas agujas tienen la misma altura que estos y los arriostres necesarios en términos estructurales, están colocados a las diferentes alturas de las mangas o toberas de descargas de los elevadores. Estas agujas recomponen de alguna manera el perfil de los elevadores, restauran la memoria del lugar y marcan además un punto de inflexión en la historia del puerto, dando paso de las actividades específicas portuarias a un mix de usos donde se incorporan lo lúdico, lo paisajístico y lo ambiental. Debajo de las agujas se estructura una plaza caracterizada por la vegetación halófila ubicados en las tolvas existentes acondicionadas como receptáculos para el cultivo de especies vegetales (tal como sucede hoy de manera espontánea).

En términos generales la estrategia es considerar al muelle como una pieza a reconstruir “selectivamente”.  El reciclaje será a partir del salvataje de la estructura metálica cuya necesidad va más allá de sus propiedades físicas, sino que abarcan un abanico que va desde su valor patrimonial hasta su condición estética característica de toda la arquitectura industrial. Sobre esta estructura, se reconstruirán solamente los sectores de vías de ferrocarril, como caminos peatonales o bicisendas o el acondicionamiento del sector ubicado sobre el ala este que ya está consolidado.

Toda la estructura de piso existente de durmientes se desmontará y se reutilizará para cubrir los solados de los caminos dentro del muelle y los que se extienden dentro del corredor. Se estima que el 50% de la superficie del muelle serán espacios sin consolidar (sin solados) destinados a la provisión de especies vegetales (a modo de contenedores plásticos entre la estructura metálica que permita el sembrado de especies vegetales nativas) y a actividades lúdicas (redes para la apropiación libre de los visitantes del predio) Sobre el lado oeste, el último tramo del muelle se proponen amarraderos de navíos de pesca artesanal o turísticos de menor porte con pontones flotantes que se acceden desde el nivel del muelle y su altura varia con el nivel de marea. El morro del muelle se deja sin consolidar por su deterioro planteando el desmontaje del sector dañado.

Dispositivos.

Sobre el recorrido longitudinal del muelle y en su extensión sobre el territorio se encuentran una serie de dispositivos que activan diferentes actividades dentro del desarrollo longitudinal de la propuesta. Se entiende como dispositivo a una sucesión de módulos, de materialidad similar a la estructura metálica del muelle, que activa diferentes funciones, según su equipamiento o su ubicación en el conjunto. Su función varía desde usos específicos como los servicios sanitarios, a otras de actividades más flexibles como soporte para espacios feriales, módulos gastronómicos o simplemente espacios de sombra.Son entendidos como dispositivos los módulos que cumplen la función de centro de interpretación de paisaje, también construidos en estructura metálica arriostrada por tensores (de la misma modulación que la estructura del muelle). Uno de estos módulos se orienta hacia la ciudad y otro hacia el mar, intentando ofrecer una vista que permita dilucidar las distintas capas de sentido que conforman la ciudad y el sector tal como hoy se los conoce. Se provee en dichas plazas puntos de conectividad que ayudarían a una experiencia completa a través del uso de la tecnología.

La dirección de estos dispositivos será siempre en el sentido longitudinal, acentuando el eje ciudad-ría.

Con Andres Tapia Avalos, Noe Gomez, Ma. José Diaz Varela, Kristina Atanasoska.

Colaboradores: Facundo Carozzino , Nazareno Baldino,  Agustín Giulioni , Juan Cardoso López.

New York City, it has been and still is the prime destination of immigrants, both foreign and domestic, thus it is the city with the highest number of inhabitants in all of the United States. In the last few years, there has been a phenomenon of increase of population that decides to stay, rather than to leave. Many of the old residents, as well as young families, are choosing the city over the suburbs. The private market accompanies the appeal to live in New York City and it’s not always able to respond to the needs of all New Yorkers. Therefore, the city itself is presented with the problem of lack of quality affordable homes. Big Ideas for Small Lots is an excellent initiative not only as solution for the high demand of affordable homes, but also as a response to the urban consolidation. For us, it’s an opportunity to find inventive ways to make the most of the available space.

En la actualidad la vivienda masiva parece un territorio destinado a satisfacer una demanda directa en sentido solo cuantitativo. Medida siempre en cantidades, cantidades de m2 , cantidad de unidades de vivienda, cantidad de pesos x m2, cantidad de presupuesto oficial destinado a ellas, cantidad de infraestructura necesaria, mano de obra, materiales..etc.

Los avances de la cultura arquitectónica sobre el tema se manifiestan como un salto cualitativo que implica otra manera de pensar. Basada en tres aspectos : una relación con lo urbano que reescribe la ciudad no solo en un sentido espacial sino también cultural e identitario  una relación con las actividades basada en la incorporación del trabajo y el comercio como parte de una trama de complejas relaciones sociales; y una relación con la tecnología, pilar sobre el que se ha construido la mirada moderna sobre la vivienda masiva , convertido luego en un cliché” o en una ecuación donde la vivienda social es la vivienda más económica.

Sin embargo creemos que lejos de despreciar lo cuantitativo , podemos pensar la vivienda masiva como una reflexión entre la ciudad y la tecnología, que actúan como un par indisoluble a la hora de pensar desde “donde mirar” en busca de una solución que no esté teñida de lugares comunes.

Este par solo es posible de ser pensado a partir de una reflexión  proyectual, que vincule un complejo mundo de condicionantes de diverso género y que amplíe los límites del discurso sobre la vivienda masiva.

Con Maria Haydee Perez Maraviglia, Jeronimo Mariani y Oscar Cañadas.

La relación de las ciudades con su rio atraviesan, desde el final del anterior milenio y el comienzo del nuevo siglo , un periodo de revisión teórica y proyectual y también de efectivas intervenciones sobre espacios antes industriales o productivos hacia otros usos más abiertos a la urbanidad. Estos en muchos casos aprovechan la situación estratégica paisajística del sitio , para desarrollar variados emprendimientos de muy diferentes jerarquías y en general con la actividad privada como motor. Sin embargo Asunción a través de mecanismos de planificación como el Plan Maestro de la Franja Costera de Asunción, ha comenzado un proceso de recuperación de su ribera ,que ya tiene efectiva realidad física en algunos sectores de la franja litoral. Como muchas ciudades ribereñas latinoamericanas las ciudad de Asunción nace desde el rio y su historia, su crecimiento, y su desarrollo lentamente la apartan de él.

La propuesta pretende devolverme al sitio el carácter de “puerta” de nueva centralidad que reconstruya la relación entre la ciudad , el puerto y su rio. Así el sitio se convertirá nuevamente en el elemento central de  la traza y el tejido de la ciudad

La ciudad que existe.“

Más allá de asumir el masterplan del área como un elemento de planificación que establece un marco general desde donde mirar el sitio, la propuesta se asume como una nueva posibilidad de enlazar situaciones existentes que hacen a la llegada de la ciudad al predio. Así la cercanía de la loma de San Jerónimo, la posición del predio como proa hacia la av. Paraguayo Independiente, que remata en el Palacio López , en continuidad con el eje cívico de la ciudad que el master plan pretende reafirmar y la topografía de la zona al que la propuesta responde con una nueva topografía.

“La ciudad que será.”

Esta una nueva topografía ,respecto de una nueva urbanidad para el predio, se basa en la posibilidad de otorgarle al sitio que invite al uso distendido y social que el usuario de la ciudad hace de los espacio públicos. A partir de ello la cota de acceso del proyecto se trasforma en un parque  ,que no solo es  la extensión y continuidad del nivel del eje cívico , sino  que es  portador de un nuevo paisaje que favorece el encuentro y la urbanidad del lugar“La ciudad posible.”

La ciudad de Asunción es una ciudad de manzanas, por lo que la propuesta genera una configuración semejante , con una geometría adaptada al sitio (visuales desde San Jerónimo)  y al Master Plan. La interioridad de estas manzanas a partir de tres patios, generados por los seis ministerios, origina un microclima apto para la generación de vida urbana. En ese sentido se plantea  una manzana “casi cerrada” de modo de generar una interrelación entre ellas y con el vecino barrio de lomas de San Jerónimo, así como también generar un ambiente que regule las condiciones climáticas en cada uno de los patios.

Con Gabriel Elizalde.

En arquitectura, no necesariamente cuando hablamos de innovación hablamos de formas novedosas.

La propuesta se basa en exaltar los espacios de interacción laboral – interiores y exteriores – como premisa de una tecnología que nos hace más libres , más informados, cuya manifestación arquitectónica es un edificio a la vez complejo (en sus relaciones espaciales y urbanas) y  austero (en su forma y materialidad) , donde la dificultad está dada por el entrelazamiento de sus espacios de relación, por el enlace del

Hacia una interioridad pública.

Si la piel del edificio es la cascara que deja entrever el interior, es este espacio el que adquiere el verdadero protagonismo de la propuesta. El planteo del espacio interior es un espacio que aboga por la continuidad , no solo en horizontal sino también en vertical a partir de un vacío que atraviesa todos los pisos.Esto no implica necesariamente un espacio homogéneo e indeterminado. Por el contrario la ubicación de los elementos duros ( núcleo circulatorio, de servicio, salas de reuniones ,etc.) ,y la variación del perfil de cada piso  hace que el espacio interior sea variado, no repetitivo,  cambiante, y cualificado por la relación con las tres terrazas exteriores en doble altura. edificio con la ciudad ,por la caracterizacion de una cascara  , MAS QUE POR FORMAS COMPLEJAS.

A la continuidad indeterminada del espacio interior de oficinas se opone la estructuración de tres instancias de relación , el espacio de oficinas formal, caracterizado por una definición clara de uso con un equipamiento que acepta diferentes disposiciones; otro de oficinas informal, caracterizado por espacio de libre asociación  con un equipamiento diverso (incluidos también equipamiento para el divertimento y la distención, ping-pong, juegos etc.) ; y por ultimo lugares de reuniones , espacios cerrados ,pero vidriados; para los momentos de alta concentración e intercambios específicos de información.

Con Leonardo Jauregui y Leandro Zapata.

 

Con Leonardo Jauregui y Leandro Zapata.

Cómo intervenir un edificio que contiene y encarna la historia de la ciudad, es monumento histórico y nodo político de la vida marplatense?Como refuncionalizar edificios administrativos, con espacios intrincados, funciones desbordadas y conexiones inconexas?

La propuesta reconoce fuertemente una hibridación en la incorporación de espacios culturales imbricados en la vida representativa política de la actualidad marplatense. Así la propuesta engloba las diferentes edificios que conforman el conjunto, las ampliaciones construidas (sobre calle Rioja y San Martin) y el Palacio Bustillo constituyendo una trama homogénea de líneas paralelas que enlaza paramentos verticales y horizontales, que a modo de gran parasol ensambla los lugares públicos. dejando el edificio Bustillo como una entidad despojada de las sucesivas compartimentaciones provocadas por la burocratización del espacio , permitiendo observar la totalidad de sus espacios en su escala magnifica y con un circuito circulatorio ordenado.

Crear una estructura espacial nueva a partir de la concatenación de los espacios públicos como halles y circulaciones en relación directa con los espacios exteriores, Plaza San Martin y Plaza Borges , es el eje estructurante de la propuesta. La penetración del espacio público exterior dentro del espacio interior , su continuidad no solo espacial sino también funcional explota un valor que hoy se encuentra implícito en la relación del edificio Bustillo y las ampliaciones de las calles San Martin y Rioja. Hacer que esa relación se convierta en la rotula que articule los edificios , lo conviertan en un uno, y posibilite la extensión espacial del espacio público desde la plaza civica de la ciudad hacia la plaza Borges es la posibilidad de incorporar un edificio de innegables valores patrimoniales a la trama contemporánea de relaciones urbanas, políticas y culturales de nuestra sociedad.

 

 

 

1ª Premio.

Con Jennifer Fernandez, Maria Jose Diaz Varela, Guadalupe Bhal, Carlos Roldan, Eduardo Arrepol, Jose Manuel Alvarez y Patricio Bellagamba

Mar del Plata ya está lejos de ser una ciudad “para el turismo popular”; es una ciudad compleja y diversa, y el sector norte del frente marítimo es uno de los más pujantes áreas de expansión de la ciudad.

La propuesta intenta conformar un nuevo hito en el recorrido costero que revalorice y se adapte al crecimiento del sector norte. Si bien se pretende mantener un perfil “verde”, en los últimos años hemos asistido a un cambio significativo: todo lugar ha pasado a ser entendido como un paisaje, sea natural o artificial. El paisaje ha dejado de ser ese fondo neutro sobre el que destacan objetos artificiales arquitectónicos, ha perdido su inercia y ha pasado a ser objeto de transformaciones posibles.

La propuesta se basa en dos premisas principales, dando respuesta a distintas escalas: • A nivel ciudad, generar un “Paisaje operativo”, de caminos, lomadas y remansos. Un espacio de comunicación sobre la historia de OSSE y su actualidad, , que además de permitir el esparcimiento, posibilite la Educación Ambiental y concientización sobre las tareas que realiza la empresa en cuanto al saneamiento ambiental urbano, la mejora de la calidad de vida de la población y la protección del litoral marino y los cauces superficiales. • A escala barrial y del fragmento costero, se propone un “conector urbano‐costero”, mediante la prolongación del frente verde (en continuidad con la calle Cannes ), y la conformación de una plaza lineal inclinada, cuyos pliegues darán lugar a un edificio único (contenedor de las áreas cubiertas del programa) y la materialización de una secuencia de plazas: Plaza de Acceso ‐ abierta al barrio‐; Plaza de recepción ‐acceso al área de exposiciones; y Plaza del Mar en relación con la bajada náutica y las mejores visuales. La cubierta del edificio permitirá generar un mirador de carácter público. Una cuarta plaza se desarrolla como remate sur del parque temático alojando una serie de células fotovoltaicas que producen energía para la iluminación del parque.